crees en cosas

89B8607E-37E2-4876-8842-E7E7BBC8A816
Vivian Maier

creías en los cocodrilos de las alcantarillas cuando te hacías trenzas y las cortabas en el baño del cole?     y en la niña de las peras cuando masticabas chicles y te los pegabas a los zapatos y decías hoy no salgo hoy no puedo no?     y en la bola que bajaba cuando la llave de tu cuarto el sabor a sangre las tuberías     del pueblo dentro de tus brazos dependemos de ti mantén la boca quieta y no grites creías     en las ranas del tejado cuando no tenías piel sino unos leggins y hacías la tijera con los dedos quiero rascarme la ansiedad?     quiero rascarme puedo ser piscinas     de las que te dan alergia cloro en los ojos mirarnos debajo     del agua hablo con los perros no saben qué decir yo sí sé lo que quiero cantar     y creías en mí ah ese es mi truco digo todo lo que pienso mira     pasta de dientes la roca fantasma quedarme encerrada en un ascensor     y morirme soy piscinas     llenas de gente se hacen pis es un secreto tú crees en los secretos cuando estás sola y tienes costuras y se te ve el corazón?     alergia adiós quítame esto de los ojos      tu nariz se cierra debajo del agua la belleza es una mosca     que quería meterse en la piscina creías en ella cuando pensaba que podía nadar?     y en mí?     salta ahora cuando esté     seca te partirás el cuello cuánto amor necesito para llenarme de sangre entendiste que sería limpio perdona yo nunca      dije que quisiera pero entonces quise y     creí.

Anuncios

pum pum

o_diario_de_frida_kahlo_-_the_diary_of_frida_kahlo_4
Frida Kahlo (Diarios)

escúchame, cuando tú mirabas la playa y te arrancabas las pieles de los labios y clavabas las uñas en la arena, cuando tu pelo volaba como un cernícalo y permanecía inmóvil y flotaba sobre sus plumas porque no todo lo hermoso tiene plumas, cuando tu saliva se torcía encima de tu lengua y pensabas a qué sabor me parezco qué sabor soy yo, escúchame, entonces yo estaba tumbada y miraba el techo, mis pupilas estaban pegadas al techo como si yo fuera el techo, estaba tumbada en la cama y acababa de masturbarme y tenía los dedos rojos de sangre, de mi sangre, y mi sangre latía, mi sangre era un corazón derretido, el fuego ardía en mi sangre y mi corazón era grande como las olas y como las ballenas, mi corazón podía nadar y el techo estaba lleno de redes, escúchame, cuando tú mirabas la playa y te tragabas tus labios el techo estaba lleno de redes y yo me lamía los dedos, la lengua entre los dedos como las olas y como las medusas, la lengua hinchada y alérgica como un corazón derretido, sacaba las costras secas de las uñas, sacaba de las uñas el miedo a hacerme daño, el terror y el hambre de hacerme daño, sabía que podía hacerme daño si me dejaba las uñas largas, siempre lo había sabido porque no todo lo hermoso tiene plumas, y mi saliva se torcía sobre mis dedos y tocaba en ellos como un tambor, pum pum, si yo tocara un instrumento tocaría el tambor, quiero que me duela y quiero dar golpes y marcar el ritmo tirándome del pelo, pero nunca bailaría, no soporto que mi cuerpo le enseñe nada a nadie, escúchame, a veces escribo con los ojos cerrados porque necesito decir la verdad, a veces siento que todo lo que digo es mentira porque lo estoy mirando y de lo sincero no se piensa nada, no se piensa nada y se deja latir como un corazón derretido, y mi sexo latía como un corazón secundario, alguna vez has sentido un latido muy fuerte en otra parte del cuerpo y has pensado que el corazón puede desplazarse, que puede moverse y que es una guagua que te lleva hacia casa pero que esconde una bomba, mira toda tu piel esparcida por la carretera, mira un kilómetro lleno de plumas y de equipaje y de medusas, cuántas ballenas cabrían en un kilómetro cubierto por órganos y por sangre y por dientes rodando como un collar que has desgarrado, escúchame, tú mirabas la playa y pensabas cuántas ballenas cabrían mira quedaría bonita la luna aquí colgada, pum pum, yo me lamía los dedos y el sabor se doblaba, era un gusano y se doblaba, era un gusano y una serpiente y una cuerda, una cuerda lanzada al fondo de mi garganta, quiero rescatarte, quiero sacarte de aquí, todo es ácido y flotan ballenas y flotan medusas y olas del tamaño de edificios, me pregunto cómo arden los edificios, me preguntaba por los incendios y por lo que arde primero, si el fuego es selectivo y por qué me ha elegido a mí, por qué un cuerpo que mira el techo y que se pasa la punta de la lengua por el paladar, las rayas de mi paladar parecen la portada de unknown pleasures, eso es lo que pasa cuando solo conoces algo por el tacto, y mi sexo latía como un corazón secundario, escúchame, y mi sangre golpeaba todo mi cuerpo porque tocaba el tambor en un grupo, había tocado el tambor en un grupo, yo no le enseñaría mi habitación a nadie, en mi habitación hay cañas de pescar y sintetizadores que se cuelgan de los grifos, en mi habitación hay peceras en las que ningún pez se muere, mi habitación es mejor que la playa pero tú mirabas la playa y yo estaba en mi habitación, me dolía la cabeza y no quería tomar ninguna pastilla, estaba harta de las pastillas, lamías las heridas de tu boca de arriba a abajo, dónde compro una línea de vello que me lleve hasta un alga verde como una ballena, dónde consigo algo grande como una ballena, un corazón grande como una ballena, una lengua larga como una ballena, la verdad no se piensa pero tiene el tamaño de edificios, sacaba las costras de las uñas y las amontonaba y hacía con ellas una habitación, un techo, unas redes, un cuerpo, una playa, plumas, no todo lo hermoso, crees que yo sería capaz de mirar todo lo hermoso, crees que yo podría comérmelo, y digerirlo, crees que yo podría, pum pum, mira quedaría bonita la luna aquí colgada.

los poemas de amor sirven para asomarse y para tragarse las pencas como pastillas

madonna
Madonna, Edvard Munch (1895)

“Oh my love is like a seed”

Janis Joplin

no me gustan las ventanas. las ventanas me miran como madres que pretenden que mejore en el colegio. que estemos mejor porque el futuro depende de nosotras y nosotras nos quedamos fumando. y rascándonos. y rascándonos las venas bajo las venas la sangre      que pica      porque es una infección no somos infecciosas pero somos la infección y extendemos los brazos por toda la isla. la isla quiere saber cuándo nos vamos y no podemos ir a ningún sitio. no me gustan las ventanas conoces la seta que sale entre los pies que asciende por la vagina que atraviesa el paladar y no el cerebro? y no el cerebro porque sé que las ventanas miran y sé que las madres pretenden que estemos mejor (pero estar mejor contradice al futuro y el futuro contradice a la sangre que sorbo). sorber la tierra imaginas? y meter una pajita que rompa como la seta y que infecte como la seta y querer venganza. venganza vendetta que no duela nunca más. y si no duele nunca más no diremos nada sincero nosotras vivimos para decir cosas sinceras la poesía es decir cosas sinceras. tú y yo cosas sinceras nos encerramos en una habitación llena de libros nos chupamos los dedos. las venas. el paladar. de mi lengua escapan caminos infecciosos pero te curan porque tú me entiendes. o eso creo yo que odio     las ventanas     y hablo con la mano en la tráquea y sujeto las palabras y te las doy como paracetamol enantyum mézclalos lo necesitaremos. quiero pedirte perdón porque

no me gustan las ventanas y las he convertido en ojos que no saben hacia dónde miran. las ventanas son bizcas y mi miedo es la bizquera quiero enseñártelo todo. los miedos y los moratones conoces a alguien que reúna moratones? yo los colecciono y también erratas y tallos de la flor de la penca que no tiene tallo sino espinas. y rascan. extiendo los brazos por toda la isla cuándo te irás cuando la seta sepa a plátanos. y a galletas!!! quiero venganza pero no sé muy bien de quién quiero vengarme      de las ventanas. asomar el cuello a la ventana que las madres chillen te vas a caer decir no quiero. no me gusta. no estoy mejor. y entiendes el futuro contradice a la seta y la seta tiene ramas es imposible pero aquí todo sucede. en la habitación de los libros donde te lamo las ramas y las riego y crecen hasta ser baobabs. tú un planeta y los árboles los brazos y las piernas TIENES MORATONES ENSÉÑAMELOS. enséñamelos y me pondré bizca ese es mi sacrificio mi sacrificio es la vendetta sabes que tuerzo la cabeza para escribir? y escribo con el lado derecho me chupo el paladar. qué cosquillas será el veneno. no quiero que olvides mi veneno la leche que escupen mis amígdalas la leche es el tedio la suelto cuando me aburro. para hacer la habitación más blanca. para rascarme. si tú eres áspera lo que hagas será áspero pero si eres suave no vas a hacer nada. nunca dirás nada sincero tienes poesía enséñamela!!! quiero pedirte perdón porque

lo he elegido todo y me he quedado fumando y no hay ventanas sino espinas y me gustan. y me gustan ese es mi sacrificio. y rascan. 

me aburro

diary_teenage_girl_animation
De “The Diary of a Teenage Girl”, de Marielle Heller

me aburro. y no saben nada. y meten las manos en mi jarra como si mi jarra contuviera el mar o mi saliva. o mi saliva. meten las manos en mi saliva y me aburro y mi saliva hace espuma pero no hay mareas. pero no hay naufragios. pero sí hay abismos. los peces del abismo son feos y tienen luces y así cuentan que son feos y que tienen luces. y me aburro. y no saben nada. pinto los ojos de la casa los pinto con el largo de los dedos. estoy obsesionada con el maquillaje. porque me aburro. porque tengo luces. porque meten las manos en mi cara y me dicen que la piel es un cemento y que los tanques y las ofensivas sobre una pared tan pálida. tan pálida. y tan seca. y me aburro. y las manos en mi jarra porque mi jarra es de todos oh compartan el líquido hermanas con cualquier desgraciado. con cualquier desgraciado. y repongamos la sed repónganme la sed porque si lo bebo todo se me agrieta el corazón. y la casa. y me aburro. oh hermanas el líquido con quien mire por encima del tejido. qué tejido el que arrastran los dedos. el que los dedos arrastran hasta la luna porque sí hay mareas. las mareas y las olas y el tejido lo entienden? y me aburro. hablo pero me aburro pero hablo porque no saben nada y necesitan este cuerpo. este cemento esta pared esta muralla hermanas. este cuerpo endeble que no protegerá de las guerras ni de las recesiones ni de los temblores. yo no me contraigo verán aquí habría terremotos. y abismos. y me aburro y quiero salir y me aburro y mi saliva y meten las manos en mi saliva y no hay naufragios y yo soy la más desgraciada pero no puedo dejarles caer.

no puedo dejarles por eso me aburro.

para entenderlo.

no te las arranques

Frida_Kahlo-The_Dream_The_Bed_
El sueño (La cama), Frida Kahlo (1940)

“No es que sea ganado para comerse”

Anne Sexton

quieren decir que la lluvia y que la marca de la lluvia la espalda arañazos barrer la suciedad o lo que brilla o la digestión o los ácaros de los colchones duermo en colchones con mujeres a las que no conozco y que ya no se conocen saben cuántas veces cambiamos cuántas veces nos ciegan las gotas y los manantiales hace mucho tiempo le prometí a una amiga que siempre limpiaría las gafas debajo de la lluvia porque puedo caerme decía en el piche y el piche puede rasparme las rodillas y qué importa si ahora es la lluvia y la marca de la lluvia quieren decir eso es lo que entiendo procuro atender a pesar de que el sonido y el frío y tengo dolores menstruales está lloviendo

sangre cuando duele somos animales nos roemos como los animales quieren decir que somos cerdos o gatos los gatos son perfectos nosotras estamos llenas de caspas no te las arranques pero yo meto las uñas y me mancho las uñas y después me pinto las uñas para esconder el pecado porque todo pecado se expía con pintura todo pecado si se esconde todo pecado si se traga píldoras pecados para qué inventamos las pastillas me las como juntas con un trozo de bizcocho pero no tomes azúcar no alimentes a la bestia como si fueras algo cortarte los muslos y sacarte las vísceras y exhibirlas en un mercado donde encontrarán

palabras o eso crees te sobrestimas creen que me sobrestimo yo de niña quería la paz y quería viajar mucho y quería perder los juegos todo eso quería hasta que derrumbamos el salón y tiramos los cojines y con ello alguno de mis ojos alguna de mis uñas y la sangre y los algodones y todos mis secretos tiramos todos mis secretos y los mordió una rata y mis secretos cogieron la rabia y se la pegaron entre ellos y a los secretos de las vecinas y nosotras no lo sabíamos y nos mirábamos las faldas y los pantalones y los converse de bota y nos juntábamos para fumar tabaco mientras nuestros secretos caminaban echaban espuma se lamían algunos saben algunos hacían el amor tenían hijos si perdemos los secretos aparecen

caspas y

no te las arranques déjalas caer.

amante

0bbaff3b85ea396cba0e4cfa2fd9b2bb
Hands on lips, Man Ray (1926)
“Oh the alcoholic afternoons
When we sat in your room
They meant more to me than any
Than any living thing on earth”
(The Smiths)

estoy cansada pero tengo hambre tengo hambre y no quiero comer pero tengo hambre y hundo los dedos en la caspa hundo los dedos en el césped en tu lengua los ríos eres azul lo sabías? me subo a un tren al fuego respondo a todos los que quieren comer o a todos los que quieren tragarme nado entre los cuellos los tornillos la sangre lo sabías? lates me enlazas a la tierra estoy viva solo lo sienten tu cuerpo y mi cuerpo y tengo hambre estoy segura no sé si estoy segura o si lo que escucho es

mi corazón o un espasmo el cielo de la infancia algo frágil hasta que surgió el deseo hasta que aprendí el deseo estoy cansada pero deseo tengo hambre quiero comerme tus brazos quiero meterme en tus brazos la forma de tu boca la forma de mi bosque lo sabías? de mi bosque tengo hambre me trago los árboles y los animales y los vomito estoy cansada pero bebo estoy cansada pero en tu pelo tierra y en tus orejas tierra y en mi sexo tierra y saliva y peces agua y peces quiero escuchar qué dice la tierra

sobre lo que me pasó lo

sabías?

 

mosca

hopper.woman-sun
Hopper, Woman in the sun (1961)

no hay nada cierto este es mi tesoro manchas de vino bolas de papel sé lo que te pasa sé lo que rezumas en tus ojos plasma en tus labios alud recurres a los libros frotas el altavoz con las orejas eres trémula una rata me toco las manos te toco la lengua siempre gritas esto es un milagro y siempre piensas ya no siento nada y este es mi tesoro y cuánto duele cómo empuja el

corazón contra los muslos

no hay nada cierto las estrellas arden morrissey arde ninguna canción habla contigo tú eres una zanja tú roncas como janis los dientes como janis la vida como janis tras los 27 un chiste una punzada tú no ardes solo explicas instrucciones cicatrices sal amianto eres venenosa tratar con cuidado no dejar

entrar a nadie no dejar entrar a nadie tú no ardes solo hablas gritas te desechas aidamaría te desechas eres una mosca sobre tu basura es decir basura y una mosca es decir el sexo tu sexo no hay nada pero sí hay algo no eres tú no es el día ni la noche ni la boca contra una boca líquida contra una lengua líquida un mensaje hacia la tráquea una muchacha hacia la tráquea no seas

imbécil GOT THE MUSIC IN YOU BABY TELL ME WHY! todo suena suena hace eco estás vacía y hace eco estás llena de aida o sea de nada estás llena de placenta y de embriones y de piedras y navajas pasas las manos es mi tesoro manchas de vino bolas de papel toda tu miseria ves tu miseria brillas hacia dentro no te ama nadie no amas a nadie qué te lo impide el fondo qué te lo impide la estirpe qué te lo impide el

hombre corazón contra los

muslos cuando besas cuando besas cuando hablas cuando te derrites te derrites manchas otros cuerpos y ninguno

te recuerda aidamaría.

si lo dijera el campo

soy-un-pobre-venadito
Soy un pobre venadito, Frida Kahlo (1946)

si lo dijera el campo y si el campo dijera la verdad o si las muñecas salieran de las cajas y lo dominaran todo o si la casa tuviera el sabor del cuerpo o si el cuerpo fuera una catedral y no una celda una cama una manta enredada con el pelo o si el pelo dominara la casa si creciera vello en las paredes o si ojos en las paredes o si las paredes dijeran la verdad si mis uñas les hicieran daño a las paredes y si el daño fuera un sitio seguro y si el tiempo fuera un sitio seguro y si yo fuera un sitio seguro una catedral una madre un campo si salieran de las cajas las muñecas y supieran a las pieles y si las pieles fueran catedrales y rezar y rezar y tentar al rezo con la lengua y edificar el rezo con la lengua si creciera el rezo si fuera el campo si dijera la verdad o si fuera un órgano si digiriera el cuerpo si pudiera arrancar sabores del cuerpo o corregir el cuerpo no entender lo que la tierra balbucea lo que dice la tierra cuando el agujero late y si lo dijera el campo si el campo fijara el viento aquí y en la sangre y en la cerca de otro sexo si el campo habla a través del dolor si el dolor es del campo y de las vacas muertas y de las moscas rapaces y de los pinos viejos o si trepa el campo con el vello y las paredes y la casa y ya no puedo ya no quiero ya no siento

nada.

me has roto como al campo existo? existo como el campo rompo?

balbuceo.

Sal cerveza saliva

vivian maier
Vivian Maier, 1960

La sal forma costras en mi nariz. La sal forma costras en mi piel pálida. Alguien escupe agua, la propulsa, es la fuente de la que manarán los campos. Deseo (hoy no es mi cumpleaños, pero hace dos décadas aprendí a hablar) comprender el gesto que me tuercen: deseo tragar el lenguaje: deseo la mitología del salitre en la nariz, de las algas recogiendo la sangre, lamiendo la sangre, tirando del hilo de la sangre. Tú te sumerges con los ojos abiertos. Pica. Los globos rojos (la sangre) no significan nada: solo que ya no nos parecemos. No nos parecemos. Lo que me toca podría ser un bólido o un ovni o el dedo infinito de quien creó la playa (¿dudas del artificio de las aguas? ¿Dudas de los ojos en los montes y de la crema solar y de mis omóplatos trazados por un largo y zurdo brazo?). 

Ya no nos parecemos: me invitan a beber de una botella y la botella está plagada de saliva y en la saliva se ha posado la esencia del tiempo: la esencia del tiempo en las bocas de los seres que conozco, de los seres que harán manar los campos en las manchas de mis muslos, un lunar gigante, el lenguaje. La esencia del tiempo, girar el tiempo como un calcetín (¿vienes a la playa en zapatillas?), costras y una boca que es la orilla de otras aguas. De otras aguas y de otro rostro y de otro gesto. Pica. Los brebajes de la adolescencia: sal, cerveza, saliva.

En mi nariz, el mar. En mi estómago, todo lo que conozco.

y aun así deseo

q train
Q Train, Nigel Van Weick (1990)

dos litros de agua correr hasta la ducha nombrar el glaciar de mi voz. comer lo mismo tres días seguidos es decir comer tres días seguidos y querer del viento el vello. querer del viento el vello y salir de noche y salir de noche a mirar a las muchachas a los ojos (unos ojos no del todo verdes como las hojas secas de las parras). arrancar las parras y llorar por las parras y querer de la naturaleza una ofensiva. los dedos de la tierra o los dedos de una fábula o mis dedos la humedad dos litros (se queda en los labios es una gota de miel). visitar la calle no elegir la ropa y morir de frío pero colocar la boca en las alcantarillas aspirar el vapor la sangre de quienes viven     aquí     de la naturaleza una mirada. mirar

un hombro recortado en la ventana de la tarde o besar un diafragma en la ventana de la tarde mentirle a la ventana de la tarde no saldremos de aquí con vida. en el último momento escucharte. cerrar los ojos lo oscuro es tu cabeza los destellos los fuegos artificiales son la sima que te nombra. y nombrarte y nombrarte y nombrarte. nombrarte no encontrar pero recoger el pelo con el pelo la ciudad con la ciudad a mí (estrellas del cabello: la vida es más fácil si las saco). chocolate flores hinchazones     un portal recién fregado en el que marcas tus huellas hasta mi puerta dos litros de agua correr     hasta mí. esquivar la palabra sexo jugar a los obstáculos pero sí también el río en el que hay un pez en el que el pez busca aros en las rocas me oyes lo entiendes? o algo mucho más profundo o algo que esté más allá de los cercos

de los dedos en la arena nombrar el glaciar del verano. nombrar la ofensiva de la naturaleza las estrías (me marca el tiempo. soy un reloj sin agujas) y el brillo de los ojos: brillar en los ojos como las farolas o algo más sí siempre algo más hallar en la vida siempre algo más. y nombrarlo. hacer un escondite en el que no quepa nadie o amar un cuerpo o dos o tres o cinco. conocer un cuerpo. conocer las marcas secretas del cuerpo (mira esta cicatriz la conseguí en el muelle qué tenía en la cabeza). comprender el cuerpo. ordenar el mensaje. y nombrarlo. y aun así

deseo.

y aun así deseo. por ello hablaré hasta arder como un gato torturado como un gato

torturado.