pum pum

o_diario_de_frida_kahlo_-_the_diary_of_frida_kahlo_4
Frida Kahlo (Diarios)

escúchame, cuando tú mirabas la playa y te arrancabas las pieles de los labios y clavabas las uñas en la arena, cuando tu pelo volaba como un cernícalo y permanecía inmóvil y flotaba sobre sus plumas porque no todo lo hermoso tiene plumas, cuando tu saliva se torcía encima de tu lengua y pensabas a qué sabor me parezco qué sabor soy yo, escúchame, entonces yo estaba tumbada y miraba el techo, mis pupilas estaban pegadas al techo como si yo fuera el techo, estaba tumbada en la cama y acababa de masturbarme y tenía los dedos rojos de sangre, de mi sangre, y mi sangre latía, mi sangre era un corazón derretido, el fuego ardía en mi sangre y mi corazón era grande como las olas y como las ballenas, mi corazón podía nadar y el techo estaba lleno de redes, escúchame, cuando tú mirabas la playa y te tragabas tus labios el techo estaba lleno de redes y yo me lamía los dedos, la lengua entre los dedos como las olas y como las medusas, la lengua hinchada y alérgica como un corazón derretido, sacaba las costras secas de las uñas, sacaba de las uñas el miedo a hacerme daño, el terror y el hambre de hacerme daño, sabía que podía hacerme daño si me dejaba las uñas largas, siempre lo había sabido porque no todo lo hermoso tiene plumas, y mi saliva se torcía sobre mis dedos y tocaba en ellos como un tambor, pum pum, si yo tocara un instrumento tocaría el tambor, quiero que me duela y quiero dar golpes y marcar el ritmo tirándome del pelo, pero nunca bailaría, no soporto que mi cuerpo le enseñe nada a nadie, escúchame, a veces escribo con los ojos cerrados porque necesito decir la verdad, a veces siento que todo lo que digo es mentira porque lo estoy mirando y de lo sincero no se piensa nada, no se piensa nada y se deja latir como un corazón derretido, y mi sexo latía como un corazón secundario, alguna vez has sentido un latido muy fuerte en otra parte del cuerpo y has pensado que el corazón puede desplazarse, que puede moverse y que es una guagua que te lleva hacia casa pero que esconde una bomba, mira toda tu piel esparcida por la carretera, mira un kilómetro lleno de plumas y de equipaje y de medusas, cuántas ballenas cabrían en un kilómetro cubierto por órganos y por sangre y por dientes rodando como un collar que has desgarrado, escúchame, tú mirabas la playa y pensabas cuántas ballenas cabrían mira quedaría bonita la luna aquí colgada, pum pum, yo me lamía los dedos y el sabor se doblaba, era un gusano y se doblaba, era un gusano y una serpiente y una cuerda, una cuerda lanzada al fondo de mi garganta, quiero rescatarte, quiero sacarte de aquí, todo es ácido y flotan ballenas y flotan medusas y olas del tamaño de edificios, me pregunto cómo arden los edificios, me preguntaba por los incendios y por lo que arde primero, si el fuego es selectivo y por qué me ha elegido a mí, por qué un cuerpo que mira el techo y que se pasa la punta de la lengua por el paladar, las rayas de mi paladar parecen la portada de unknown pleasures, eso es lo que pasa cuando solo conoces algo por el tacto, y mi sexo latía como un corazón secundario, escúchame, y mi sangre golpeaba todo mi cuerpo porque tocaba el tambor en un grupo, había tocado el tambor en un grupo, yo no le enseñaría mi habitación a nadie, en mi habitación hay cañas de pescar y sintetizadores que se cuelgan de los grifos, en mi habitación hay peceras en las que ningún pez se muere, mi habitación es mejor que la playa pero tú mirabas la playa y yo estaba en mi habitación, me dolía la cabeza y no quería tomar ninguna pastilla, estaba harta de las pastillas, lamías las heridas de tu boca de arriba a abajo, dónde compro una línea de vello que me lleve hasta un alga verde como una ballena, dónde consigo algo grande como una ballena, un corazón grande como una ballena, una lengua larga como una ballena, la verdad no se piensa pero tiene el tamaño de edificios, sacaba las costras de las uñas y las amontonaba y hacía con ellas una habitación, un techo, unas redes, un cuerpo, una playa, plumas, no todo lo hermoso, crees que yo sería capaz de mirar todo lo hermoso, crees que yo podría comérmelo, y digerirlo, crees que yo podría, pum pum, mira quedaría bonita la luna aquí colgada.

Anuncios